Sopa de garbanzos y espelta

Corroborante y exquisito. El chile marca la diferencia.
1 hora
6 Porciones

Ingredientes

500 gramos de Garbanzos

250 gramos de Escanda

200 gramos de Pelado

1 Cebolla roja

1 Papa mediana

1 Zanahoria

1 Manojo de apio

Ajo

Aceite de oliva virgen extra

Romero

Ají

Preparación

Paso 1 : Remojar los garbanzos durante la noche y cocinarlos en agua hirviendo con ajo y salvia, salándolos sólo al final de la cocción.

Paso 2 : Enjuagar la escanda y hervirla en agua salada (la que utilizó se cuece en 18 minutos, dependiendo de la calidad).

Paso 3 : En una sartén con fondo, se prepara un sofrito con aceite de oliva, zanahoria, apio y cebolla picada y se deja ablandar, luego se añaden los tomates pelados picados, el romero, el chile y la papa cortada en trozos.

Paso 4 : Dejar cocer durante 8 minutos.

Paso 5 : A continuación, añadir los garbanzos, reservando un par de cucharones, unos 750 ml de agua (según la densidad de la sopa), ajustar la sal y dejar cocer durante una hora aproximadamente a fuego moderado y en una olla semicubierta, teniendo cuidado de remover de vez en cuando.

Paso 6 : Pasado el tiempo necesario, mezclar todo con la espátula de inmersión, añadir los garbanzos guardados y la escanda, dejar que se condimente durante unos minutos y, si es necesario, sazonar con sal.

Paso 7 : Servir con un chorrito de aceite crudo.

Ayúdanos compartiendo