Crostata de queso ricota

Una exquisita torta rellena de ricota y calabazas cristalizadas. Vale la pena probarla en una tarde con café o un té.

Preparación: 1 hora

Porciones: 6

Ingredientes

300 gr de harina blanca "00"
3 yemas de huevo
100 gr de azúcar
Sal
Ralladura de limón
200 gr de mantequilla, a temperatura ambiente
½ kg de queso ricota fresco
100 gr de calabaza cristalizada
100 gr de chocolate amargo
200 gr de azúcar
4 claras
1 yema

Preparación

  1. Revuelva la harina con las yemas, el azúcar, una pizca de sal, un poco de ralladura de limón y la mantequilla suavizada o derretida a baño de María.
  2. Mezcle hasta integrar por completo y obtener una pasta fina y suave, cubra con un paño de cocina y deje reposar.
  3. Pase el queso ricota por un colador, depositando el puré en una toalla.
  4. Corte la calabaza en cubos pequeños y troceé el chocolate.  Incorpore ambos al queso ricota, el azúcar y las claras batidas a punto de nieve.
  5. Mezcle con la ayuda de una cuchara de madera, hasta obtener una masa homogénea.
  6. Vierta ¾ de la masa en un molde ligeramente engrasado con mantequilla y espolvoreado con harina. Deposite el relleno dentro del molde y cubra con tiras cortadas de la masa restante.
  7. Barnice la superficie con una yema de huevo batida y hornee a 180°C alrededor de 25 minutos. Sirva la crostata cuando esté fría.
 

Ayúdanos compartiendo esta receta o dejando tu comentario.

Algunas noticias relacionadas con Crostata de queso ricota