Cannoli a la siciliana

El canoli es un dulce italiano tradicional procedente de Sicilia, relleno de ricotta con naranja confitada, pistacho y un toque del licor de Marsala que lo convierten en uno de los postres más ricos.

Repostería
1 hora
8 Porciones

Ingredientes

300 gramos de Harina "00"

1 Huevo, separado

30 gramos de Azúcar

30 gramos de Mantequilla

Licor marsala seco

Aceite vegetal, para freír

Manteca de cerdo

400 gramos de Queso ricota fresco

200 gramos de Azúcar glass

100 gramos de Naranja, cedro y calabaza cristalizado, picado en cubos pequeños

30 gramos de Pistaches, toscamente picados

50 gramos de Chocolate amargo, troceado

Preparación

Paso 1 : En un bol mezcle la harina con la yema de huevo, el azúcar y la mantequilla derretida.

Paso 2 : Agregue el licor Marsala necesario para obtener una masa uniforme y lisa. Cubra con una toalla de cocina y deje reposar alrededor de 2 horas.

Paso 3 : Pase el queso ricota por un colador e incorpore el azúcar glass; continúe revolviendo con ayuda de una cuchara de madera hasta obtener una masa cremosa. Agregue la fruta cristalizada, los pistaches y el chocolate. Mezcle hasta integrar por completo.

Paso 4 : Vuelva a tomar la masa, extienda cuidadosamente con ayuda de un rodillo y corte en cuadros de aproximadamente 10 o 12 cm por lado. Barnice con la clara de huevo batida y enrolle alrededor de tubos metálicos para hacer cannoli.

Paso 5 : En un sartén caliente el aceite con un trozo de manteca. Fría los tubos hasta que estén dorados.

Paso 6 : Coloque los tubos sobre papel absorbente y deje enfriar.

Paso 7 : Retire los tubos, rellene con la mezcla de queso ricota y sirva espolvoreados con azúcar glass con aroma de vainilla y canela en polvo.