Vino brulé

El vino brulé es una deliciosa bebida para esos días fríos de invierno y se sirve bien caliente. Esta bebida se prepara con especias, cítricos, azúcar y un vino rojo con mucho cuerpo. En algunas regiones de Italia le agregan cardamomo y jengibre. Lo acompañan de un delicioso pastel de manzanas.

Bebidas
15 minutos
4 Porciones

Ingredientes

1 litro de Vino rojo con mucho cuerpo

100 gramos de Azúcar

1 Cáscara de limón

1 Cáscara de naranja

2 Varilla de canela

8 Clavitos de clavel de la india

1 Anís estrellado

Nuez moscada

Preparación

Paso 1 : Se comienza cortando finamente la cáscara del limón y de la naranja.

Paso 2 : En una olla de acero inoxidable no muy alta se vierte el azúcar, la canela, los clavitos de clavel, el anís estrellado y se añaden las cáscaras de los cítricos.

Paso 3 : Finalmente, se agrega el vino rojo.

Paso 4 : La olla se coloca sobre el fuego y se lleva a ebullición lentamente con una llama baja durante 5 minutos, removiendo constantemente hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Paso 5 : Luego, se acerca la llama de un pincho de madera encendido a la superficie del vino y se deja hasta que se apague, lo que indica que el alcohol se ha evaporado.

Paso 6 : Se filtra el vino brulé y se sirve humeante.