Es una torta sencilla a base de harina de maíz y almendras, su nombre se refiere a la textura quebradiza que se deshace fácilmente y deriva del dialecto brise que más tarde se cambio a brisole. La sbrisolana  es una receta que se ha mantenido por varias generaciones, convirtiéndose por muchos años en el postre familiar de la región de Lombardía siendo parte de la tradición de esta zona.  
 
Se originó alrededor  del siglo XVII y se tomó como un símbolo de la recuperación económica. Era un postre rural que luego de la cosecha cada familia campesina hacía su torta para llevarla  a una reunión, donde compartían y degustaban las tortas, las comparaban y en muchos casos tomaban las sugerencias que se hacían. Simultáneamente elaboraban los vinos que iban hacer el acompañante de esas exquisitas tortas.
 
Cada torta que elaboraba cada familia tenía un sabor distinto, esto se debía a que la grasa que utilizaban para prepararla había sido utilizada para la elaboración  de otros platos, por eso cada torta tenía un sabor especial y único. La receta de la torta sbrisolana está protegida con el sello DOP así se conserva por muchos más años su gusto y se valora la tradición. 
 
¿Con que vino se puede acompañar la sbrisolana? Esta torta típica del norte de Italia la puedes acompañar con un vino dulce o seco, vino espumante también es un buen amigo de este postre lombanese.