Sirviéndonos una porción de historia

Todos sabemos que la lasaña consta de una pasta distribuida en varias láminas que son untadas con ingredientes según la receta que estemos siguiendo, pero ¿sabes cómo nació?

La historia de este plato es un tanto distorsionada, planteando distintas teorías que buscan explicar su origen. Se ha llegado a la conclusión de que una especie de lasaña se originó en la antigua Roma? aunque algo similar se cocía en la Grecia antigua?.

Sin embargo, eso no es todo, pues hace unos años un diario en Reino Unido comenzó a publicar una serie de artículos donde afirmaba que el plato provenía de este país, ofreciendo como prueba, un libro de recetas que data de 1390, en el que aparecía la lasaña. Por supuesto que esto generó discusiones; los italianos estaban en completo desacuerdo, y a fin de eliminar todo rastro de duda, salió a la luz un conjunto de textos del año 1316, en el que se muestra el nombre de la creadora de la lasaña reconocida actualmente, María Borgogno. 

Pero, aunque Italia sea el indiscutible país que vio nacer el plato, quien se lleva la corona en materia de consumo es Reino Unido; preparándose a cualquier hora y en compañía de cualquier bebida.

Con el pasar de los años, más personas inventaron modos distintos de cocinarla; dependiendo de en qué lugar del mundo nos encontremos, podremos hallar diversos rellenos originales para acompañar este platillo especial. Y así como se disfruta en la vida real, también lo hace en la ficción; siendo el sarcástico y divertido gato Garfield, el mayor exponente de este hecho, pues el popular dibujo animado odia los lunes, pero no puede evitar amar la lasaña.